Los tres Pilares de Diálogo


Diálogo INTERRELIGIOSO


Desde los Vedas hasta el Corán, desde los Edictos de Asoka a la Escuela de Toledo de Alfonso X el Sabio, desde el Antiguo Testamento a la época de la independencia de la India con Ghandi, encontramos voces lúcidas que apuntan hacia la confraternización a nivel espiritual, y por tanto, a nivel de religiones, y que ahora en nuestro tiempo se inicia con los medios oportunos que nos facilita la técnica, y la experiencia histórica de que es un camino deseable e ineludible. Así en las declaraciones de grandes personajes y libros religiosos se proclama una unión que ya es un hecho, pero que aún no reconocemos. Unido a este reconocimiento, a la reflexión, a la meditación, la conciencia, está el progreso y el futuro del hombre.



Como ejemplo, vayan los siguientes textos:

“Las religiones son como caminos distintos que convergen en un mismo punto. Que importa que sigamos itinerarios distintos, si llegamos a una misma meta.” ( Mahatma Gandhi, 1869-1948. Cartas del Ashram )

“No todo el que me diga: ” Señor, Señor”, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre Celestial. Muchos me dirán aquel día: “ Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” Y entonces yo les declararé: ¡Jamas os conocí; apartaos de mi, agentes de la iniquidad!” ( Nuevo Testamento, Mt.7 )


“Los hombres han alejado a la divinidad de sí, la han relegado a santuarioS, los muros de limitan su visión, no existe más allá…..Destruid las murallas que recortan vuestras ideas; ampliad a Dios, vedlo en todas partes, no digáis que no ES.” ( Denis Diderot, 1746, Francia. Pensamientos Filosóficos)



Vivimos una época de intercomunicación. De nosotros depende que se produzcan roces, disputas, refriegas, o compañerismo, tolerancia y comprensión. Los avances tecnológicos pueden usarse para favorecer estas últimas virtudes. Cualquier suceso que ocurra en un punto del planeta puede ser visto por millones de personas en el rincón opuesto. Este hecho va a producir una serie de consecuencias que aún no podemos imaginar. Necesitamos estar preparados. Necesitamos información de las culturas diferentes a la nuestra para enriquecernos con su forma de ver la vida y aprovechar la luz que da el contraste.BUSCANDO UNA ETICA UNIVERSAL “Deseo para la humanidad la más amplia comprensión que solo puede venir de una mayor tolerancia. Es así cómo los seres humanos podrán tener la fe de un cristiano, las virtudes de un hindú, la sabiduría de un taoista, la integridad de un budista, la rectitud de un judío y la disciplina y control de un musulmán, haciendo de todas estas concepciones una síntesis...” ( Dr. Serge Raynaud de la Ferriére. 1948. Grandes Mensajes )Recordemos también los cuatro compromisos inalterables hacia una “ética universal”, extraidos del Parlamento de las Religiones. Chicago, E.E.U.U. 1993
por una cultura de la no-violencia y del respeto a la vida
por una cultura de la solidaridad y del orden económico justo
por una cultura de la tolerancia y una vida vivida con veracidad

"Ser religioso, hoy día, equivale a ser interreligioso”

Así pues, es necesario promover el encuentro y el diálogo de la vida, buscando el sentido de la misma; el diálogo de la acción, buscando los grandes valores, de paz, justicia, armonía, respeto a los derechos humanos y respeto a toda la creación; el diálogo de las propias experiencias religiosas, experiencias de fe y de búsqueda en la oración; y finalmente, el diálogo de intercambio de reflexión teológica.

De nuestra capacidad de intercomunicación hecha diálogo, nacido de una seria reflexión, dependerá que vivamos y entregue­mos a las generaciones futuras un mundo de paz, de convivencia, de desarrollo sostenible, en definitiva un mundo de felicidad, o por el contrario que dejemos como herencia, una humanidad enquistada en sí misma, e intolerante y explotadora de los recur­sos del planeta.(Dr. Ignacio Nuñez de Castro)


Dialogo INTERCULTURAS


Propugnamos crear puntos de encuentro que recojan toda las relaciones entre culturas de muy diversas vertientes. Somos muy diversos. Por nuestras raíces ,por nuestra educación ,por nuestra lengua ,por el grado de desarrollo y evolución de nuestro cerebro y nuestra alma ,etc, etc, nos orientamos hacia formas de pensar y actuar muy distintas .Ahí radica la gran riqueza del ser humano. Necesitamos poner en valor lo propio pero sobre todo para compartirlo a través del arte de saber dialogar y escuchar al otro..
Multiculturalidad sería la constatación descriptiva del fenómeno de la pluralidad ,del rico patrimonio de la humanidad. Cuantas ramas del saber ,cuantas lenguas, cuantas religiones ,cuantas etnias e identidades culturales participan vivamente en un mismo tiempo y espacio, local o planetario .
Hay que crear acontecimientos donde puedan participar la mayor parte de las culturas y saberes existentes, con especial atención a los minoritarios .Inmensas minorías que penetran en otras culturas y a veces actúan como elemento catalizador dinamizante . que está haciendo remover los esquemas con sus paradigmas vivientes ,holisticos y actualizados. En España mas de cuatro millones de residentes han nacido fuera del país. Y en las ciudades casi el 50% ha nacido en otro lugar.
Surge la interculturalidad ,para esta nueva era ,cuando los humanos empiezan a relacionarse y compartir libremente , de forma natural, sin coacciones o invasiones, que por suerte o por desgracia para bien o para mal se dieron en el pasado. Se traspasarán las fronteras ,no por la fuerza y el dominio sino por el dialogo enriquecedor. Basta respetar unos mínimos democráticos, éticos, sociales y medioambientales para entrar en el juego. Surgen alianzas ,redes ,plataformas para hacer frente a retos comunes y complejos .Así surgieron UNESCO, ,las Asociaciones UNESCO para la promoción del DIALOGO y un elenco cada vez mayor de iniciativas globalizadoras y de comunicación .¿Porqué crear espacios de encuentros, plataformas, redes y fundaciones de cooperación intercultural e interdisciplinaria? Porque en el estudio y relación de los saberes y las culturas surgen avances en el campo de los valores universales fruto de un esfuerzo de síntesis y reflexión profunda de las personas participantes .Estamos aproximándonos a un nuevo concepto ,la transculturalidad. Debe entenderse mas allá de la simple traslación de elementos de un saber o cultura a otro ,lo cual también es sano en contra de lo que piensan aquellos que ven por todos lados sincretismo . Transculturalidad ,en su mas alto nivel ,es apuntar a nuevos y creativos valores universales que recogen lo esencial de lo producido por los seres humanos desde diversos ángulos .Haciendo un símil con el mundo del deporte , ,transculturalizarse sería estar dispuesto a jugar con nuevos balones entre todos ,entre científicos y misticos ,entre orientales y occidentales, entre hombres y mujeres, entre jóvenes y mayores ,entre padres e hijos, maestros y discípulos , etc. Las reglas del juego serian la autenticidad y el compromiso de vida ,de matesis y realización de lo aprendido por parte de los participantes . Ya no bastan las palabras ni las buenas intenciones, ahora se trata de hacer un trabajo más efectivo para un nuevo y mejor ser humano.


Diálogo INTERCIENCIAS


Algunos sabios hace años prepararon el paso “del mito al logos (la razón)”, iniciando una andadura de conocimiento que nos permitió analizar la realidad y descomponerla en infinidad de partes con todo lo positivo que eso nos ha traído y también con las limitaciones y consecuencias nefastas que estamos viendo.

De la misma manera andamos ahora promoviendo el paso “de la razón a la intuición”, donde algunos seres humanos intentan interrelacionar, sintetizar y unir con nuevas facultades lo que la razón analítica ha recogido por separado. Se trata de un paso importante en estos tiempos y proyectos como esta Plataforma UNESCO pro-dialogo o el proyecto COPLANET están concebidos para ello. Gracias a la interdisciplinariedad abordaremos los problemas globalmente.

Por otro lado las ciencias, han influido profundamente en la construcción de la sociedad humana. Desde el descubrimiento del fuego, la rueda, el uso de metales por señalar unos pocos casos y siempre movidos por nuestra curiosidad, no hemos parado en un proceso ininterrumpido de sofisticación de la ciencia y la tecnología. Algunos de estos logros científicos o tecnológicos han generado impactos extraordinarios en la vida humana, se definen nuevos paradigmas que estructuran y mueven a la humanidad.

Pero todo este proceso no ha estado aislado. Siempre para bien o para mal ha estado acompañado de una aspiración profunda y genuinamente humana: la espiritualidad. Ella misma expresada en ocasiones como religión y en otras tantas como filosofía o como ciencias sagradas , intenta señalar y validar expresiones de la vida más allá de las típicamente materiales. La espiritualidad entonces ha matizado el trabajo científico marcándole derroteros, señalando límites. En consecuencia, esta simbiosis permanente expresada de muy diversas formas a lo largo de la historia de la humanidad, no ha estado exenta de contradicciones, conflictos, grandes pugnas entre el quehacer científico y la búsqueda espiritual. Nuestra civilización reciente ha privilegiado la separación de la ciencia y la espiritualidad , reconociendo que obedecen a necesidades diferentes. Tal separación nos obliga, dada la importancia de ambas para la construcción de sociedad humana, a formularnos diversas preguntas:¿Son la ciencia y la espiritualidad bloques tan separados y opuestos?, ¿Cómo se perfilan los paradigmas actuales? ,¿puede pensarse en complementariedad entre ciencias fisiogónicas, androgónicas, cosmogónicas y teogónicas?

Pensamos que promoviendo el DIALOGO entre ellas será posible una integración de ciencias y espiritualidad que amplíe las fronteras de la consciencia humana.

No hay comentarios: